Por medio de este instrumento, de libre voluntad, quiero hacer público que Yo Fernando Paredes García fui comprado por el Señor Jesús, que a partir de hoy lo reconozco como mi legitimo dueño y Señor, todo lo que tengo y lo que soy le entrego como propietario legal para que El haga lo que mejor le parezca.

Amén.